Desarrollo sustentable en la costa sur de Jalisco

353
  • La doctora Alicia Castillo Álvarez, del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Morelia, promueve estrategias científicas para el aprovechamiento sustentable y la conservación del bosque tropical seco en la costa sur de Jalisco.

Tecnopia-HEAD_sustentable2

Su meta es apoyar la necesaria vinculación entre los pobladores del litoral jalisciense y los investigadores universitarios, lo que permitirá una adecuada integración de los aspectos sociales, ecológicos y turísticos en la zona.

tecnopia-chimelaLa Estación de Biología Chamela, ubicada en la Reserva de la Biósfera Chamela-Cuixmala, alberga a los investigadores, así como las instalaciones en las cuales se llevan a cabo los diferentes estudios que buscan desarrollar el bienestar de la región. Hoy en día, esta entidad académica de la máxima casa de estudios centra sus esfuerzos en la apertura hacia los pobladores locales para concretar con ellos acciones que promuevan la conservación de los ecosistemas, así como interactuar de manera óptima con los sectores gubernamental y turístico, para crear así un equilibrio que permita lograr el bienestar de las localidades costeras.

“Se trata no nada más de divulgar, que es parte de la responsabilidad social de la ciencia, sino ahondar también en lo que llamamos la comunicación de la ciencia. Es un proceso donde no solamente informas y das a conocer a la sociedad lo que hacen los científicos, sino una interacción de ida y vuelta entre nosotros y grupos de pobladores locales o miembros de diversos sectores sociales”, explica la doctora Castillo Álvarez en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt.

Los estudios contemplan el análisis de la relación de los habitantes locales y los ambientes donde habitan, entendiendo su interacción a través de las diversas actividades que realizan. Comprender la historia y el desarrollo de los ejidos que constituyen los principales poseedores de las tierras en esta zona del país, así como el manejo que hacen de ellas los agricultores y ganaderos, es esencial para buscar un manejo integral que permita el mantenimiento en el largo plazo de los ecosistemas, elevando a la vez la calidad de vida de las comunidades aledañas.

Turismo y protección al ecosistema

El creciente desarrollo turístico de la región es uno de los temas más importantes a investigar, con la finalidad de que esta actividad económica brinde beneficios sin destruir los ecosistemas y servicios que estos proveen a las sociedades, sin provocar conflictos con los habitantes locales.

Las investigaciones tratan de entender la funcionalidad de la rama hotelera y su relación con el medio ambiente, particularmente las prácticas que pudieran incidir en la biodiversidad local. Los resultados han mostrado que el turismo de élite, que es el modelo que se tiene en esta región, podría causar severos daños.

“Hubo una oleada de propuestas de desarrollos turísticos en los años recientes y, como UNAM, hicimos varios reportes de por qué ese tipo de asentamientos es inviable, sobre todo por la falta natural de agua en la región. Logramos detener un par de proyectos, aunque no todos”, indicó la también miembro nivel II del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

La visión que los pobladores locales tengan sobre este tipo de grandes inversiones turísticas también forma parte de los estudios que realizan. Según las entrevistas recolectadas, las ofertas de trabajo y la atracción económica que representan los complejos se contraponen con la escasez de agua que impera en la región debido a las condiciones climáticas de la zona y que representa un serio riesgo debido al consumo que demandaría el sector del turismo de lujo.

El huracán Patricia, que en octubre de 2015 impactó en las costas de Jalisco, conforma también una de las nuevas áreas de investigación que implementa el equipo coordinado por la doctora Castillo Álvarez, donde explica que el cambio climático puede aumentar la presencia de este tipo de desastres naturales. La Estación de Biología Chamela impulsa ahora el análisis de las formas en que los ecosistemas y las comunidades humanas enfrentan este tipo de eventos climáticos, esperando que se puedan gestionar mejores procesos de salvaguarda y recuperación social posterior a los distintos fenómenos que afecten la comunidad.


Fuente: Agencia Conacyt