El Robo de identidad, en la actualidad, con aplicaciones desde tus redes sociales

670

Por David Fragoso.

Facebook es ahora una plataforma que muchos piratas informáticos están usando para promover publicidad engañosa y así poder obtener datos privados y confidenciales de los usuarios.

El robo de identidad va desde la creación de otros perfiles falsos con información de usuarios reales, hasta el uso de datos personales para fines de extorsión, entre muchos otros pelígros y graves faltas a la privacidad.

El ROBO DE IDENTIDAD es el hecho de apropiarse de la identidad de una persona haciéndose pasar por ella, llegando a asumir su identidad ante otras personas, en un lugar público o privado, en general para acceder a ciertos recursos o la obtención de créditos y otros beneficios en nombre de esa persona.

Uno de los principales problemas en el uso del Internet, es la inocencia o falta de precauciones por parte de los usuarios. Desde sus inicios, cuando los pioneros en Internet usaban NetMeeting, ICQ, IRC, Messenger, siempre ha existido un riesgo al compartir datos personales con personas que en un inicio son desconocidas.

Este crimen ha ido en aumento, y con el paso de los años hubo un momento tan delicado, que llevó a que las leyes de los países tuvieran en mente la protección de los datos personales de las personas.

Una opción que utilizan para violentar a un usuario y robarle sus datos, fotografías y demás datos que ha compartido, es necesariamente el “contactarlo”, y el persuadirlo de alguna forma para que comparta esa información. Es por ello que el primer gran filtro debe ser siempre un criterio reservado acerca de con quien compartimos nuestra información. En Facebook es muy sencillo realizar una configuración para dejar datos ocultos a otros usuarios. Datos como dirección personal, relaciones directas (novio, esposo, hijos) de tal forma que solo ciertos usuarios dentro de nuestra red puedan verlos o dejarlos reservados para “Solo Yo”.

Otra forma de la cual los usuarios son víctimas, en el uso de sus datos, es cuando por “curiosudad” un usuario ingresa a una página infectada con VIRUS o MALWARE. Muchas de esas páginas son pornografía, sitios que comparten piratería, y desde luego, páginas de citas. Lo más importante es que muchas de estas páginas ni siquiera son mostradas por voluntad de un usuario. Muchas veces algunas páginas de falsa existencia o con contenidos llamativos, integran publicidad engañosa que se activa al ingresar a una página y abre una nueva ventana con esta publicidad dañina.Un ejemplo de esto es una página en línea que ofrece a sus visitantes ver deportes en vivo, o películas antiguas, o películas en línea. Por ello es necesario NO CAER en la tentación de este tipo de páginas, y de no presionar en ACEPTAR cuando nos adviertan que queremos instalar algo, o que nuestra pc requiere una actualización, o nuestro móvil.

Aún ahora, muchos correos de PHISHING son recibidos. En estos correos, el remitente envía un correo por medio del cual se presenta como una empresa de banco, un proveedor de servicio de correos, una corporación de comunicación que dice “brindar servicio” al destinatario, y que debe “verificar sus datos”. A continuación se presentan campos que debe llenar, generalmente sus datos personales y datos de su tarjeta de crédito que requiere ser verificada, o en caso dado será dado de baja o cancelado su servicio. Por muchos años esta técnica fue el instrumento por el cual muchos usuarios compartieron sus contraseñas de acceso a sus cuentas personales, a sus redes sociales e incluso datos de sus tarjetas de crédito que permitieron a terceros el úso de esta información e hicieron compras en páginas de otras empresas cargando estos costos a las víctimas.

Pero lo más novedoso en sin lugar a dudas los virus o malware dentro de las redes sociales. Un ejemplo de lo anterior es cuando alguno de nuestros contactos publica aparentemente un enlace. Muchas veces la única forma de confiar en un contenido publicado es cuando es publicada por alguien muy cercano, sin embargo, suele suceder que nuestro conocido cayó en la trampa y al ingresar a una página dañina, le invitaron a publicar en su nombre, y él sin leer simplemente aceptó. Es muy común que hoy en día muchas páginas nos soliciten nuestra autorización para poder ingresar con nuestros datos de acceso a Facebook o algunas otras redes sociales. Debemos tener mucho cuidado con las páginas que desean hacer esto. Hay aplicaciones que se instalan dentro de nuestros perfiles de Facebook y que pueden sacar nuestra información personal y publicar en nuestro nombre, sin que nosotros podamos verlo, pero nuestros conocidos lo verán y pueden caer en la trampa y se vuelve una cadena en la que es muy fácil caer.

Por ello si hemos sido víctimas de algún robo, lo primero que debemos hacer es ingresar a configuración, cambiar nuestra contraseña y palomear la casilla que nos pregunta si deseamos cerrar nuestra sesión en cualquier otro dispositivo en el cual esté abierta. Eso debemos hacerlo. El siguiente pasó será ir ahí mismo en configuración, a la sección de aplicaciones que hemos autorizado para emplear. Busquemos aplicaciones sospechosas, y si no tenemos memoria de haber autorizado ningún uso compartido de nuestra información, lo mejor es borrarlas todas.

Actualmente Facebook cuenta con un sistema de seguridad que nos notificará en caso de que nuestro perfil esté dañado, gracias a su “ESET Social Media Scanner”. Tras iniciar sesión, facebook nos notificará que el dispositivo desde el cual estamos intentando ingresar está infectado, y nos invitará a proceder con un proceso de limpia para eliminar el Malware. seguir el proceso de limpieza es simple y rápido. Una vez terminado nos encontraremos con la seguridad de que nuestros datos están seguros. Lo recomendable es siempre cambiar nuestras contraseñas de acceso contínuamente.

Y desde luego no está de mas instalar un buen antivirus a nuestros dispositivos, y usar la extensión AdBlockPlus, con la cual la publicidad será eliminada en sitios de los cuales no tenemos la certeza de ser seguros. Esta extensión es una buena solución cuando las páginas extrañas desean acceder o contaminar nuestros dispositivos con malware. Sin embargo en páginas que conocemos y que visitamos constantemente es recomendable deshabilitarlo, dado que muchas páginas, como la nuestra, se sostienen gracias a la publicidad o marketing de empresas serias que nos permiten la operación y pago de nuestros gastos internos.

El uso responsable, es sin lugar a dudas, la mejor solución para evitar caer en algún tipo de engaño, que ponga en peligro nuestra información y la de nuestra familia.