Generar electricidad útil a partir de la captura de dióxido de carbono

561

Si bien la humanidad siempre dejará su huella de carbono sobre la Tierra, debemos continuar encontrando formas de que esta no sea peligrosamente excesiva, y para conseguirlo es vital disminuir el impacto que el consumo de combustibles fósiles tiene contra el medio ambiente.

Tecnopia-img_38009
Las centrales eléctricas que generan electricidad mediante el calor obtenido de la quema de carbón son uno de los blancos principales sobre los que actuar mediante técnicas como la desarrollada en la nueva investigación. En la imagen se muestra una de tales centrales, en Australia. (Foto: Malcolm Paterson)

Las tecnologías de “captura del carbono”, o sea atrapando químicamente el dióxido de carbono (CO2) antes de que sea liberado a la atmósfera, son una de las estrategias en las que se trabaja. El equipo de Lynden Archer y Wajdi Al Sadat, de la Universidad Cornell, en Ithaca, Nueva York, Estados Unidos, ha puesto a punto un método novedoso para capturar ese gas de efecto invernadero y convertirlo en un producto útil, produciendo al mismo tiempo energía eléctrica.

Estos investigadores han desarrollado una célula de combustible de aluminio y dióxido de carbono asistida por oxígeno que utiliza reacciones electroquímicas tanto para secuestrar el CO2 (apresarlo) como para producir electricidad.

La célula propuesta por el grupo usaría aluminio como ánodo y flujos mezclados de dióxido de carbono y oxígeno como ingredientes activos del cátodo. Las reacciones electroquímicas entre el ánodo y el cátodo capturarían el CO2 en compuestos ricos en carbono produciendo a la vez electricidad y un valioso oxalato como subproducto.

F1.large

En la mayoría de los actuales modelos de captura del carbono, se atrapa a este en fluidos o sólidos, que después son calentados o despresurizados para liberar controladamente el dióxido de carbono. El gas concentrado debe entonces ser comprimido y transportado hasta las industrias que puedan reutilizarlo, o ser secuestrado para su confinamiento bajo tierra por tiempo indefinido. Los avances logrados en el nuevo estudio representan un posible cambio de paradigma.

F4.large


Fuente: Science Advances