Madera líquida, pintura antimicrobiana: materiales innovadores mexicanos

297
  • En el Centro de Materiales Mind se exponen más de 300 materiales innovadores, de los cuales 19 fueron desarrollados por empresas y centros de investigación mexicanos, disponibles para consulta y aprovechamiento de la industria nacional e internacional, a fin de acercar el sector productivo a nuevos desarrollos.

Tecnopia-liquit-head-52

En los estantes se pueden encontrar muestras de materiales como piel de tilapia, madera líquida y hasta nanomateriales, útiles en aplicaciones dentro de ámbitos como construcción, moda, embalaje, tecnología, salud, deporte, mueble, calzado y sustentabilidad, entre otros.

Tecnopia-cintillo-liquit-recadronv-52Esta iniciativa busca acercar materiales innovadores a la industria nacional, según señaló la directora general de Mind, la licenciada Sara Maroto Pérez, en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt.

“Este centro de materiales es una biblioteca pero no de libros sino de materiales innovadores. Innovador no significa que sea nuevo, es un material que puede estar en el mercado pero que tenga un nuevo campo de aplicación o un nuevo uso”, acotó.

En tanto, Violeta Rodríguez Berdeja, técnica del Centro de Materiales, señaló que “el hecho de que los materiales se tengan físicos da esa posibilidad de conocer e interactuar con ellos: tocarlos, ver sus modificaciones físicas y conocerlos mejor”.

Materiales del siglo XXI

Los materiales mexicanos que están presentes en el Centro de Materiales, así como en la base de datos de cinco materiotecas a nivel mundial, se dividen en materiales compuestos poliméricos, nanocompuestos poliméricos, derivados del cuero, materiales reciclados, materiales naturales y materiales híbridos.

Dentro de los materiales compuestos poliméricos se encuentran Polyraspa-Pop, obtenido de residuos de cuero curtido con propiedades de resistencia al fuego y distintos grados de rigidez; madera líquida, la cual se logra a partir de la mezcla de residuos de la industria maderera y tereftalato de polietileno (PET), con la capacidad de ser extruido o inyectado como cualquier plástico. Asimismo está Kitcel, barniz para madera elaborado a base de poliestireno expandido (unicel) reciclado, obteniendo un litro de este producto por cada 100 vasos de unicel.

En tanto, entre los nanocompuestos poliméricos se encuentra MAF, un material antiflama hecho a base de polietileno de alta densidad y polipropileno, que además es resistente al impacto, deformación y tenacidad; y Pu-Antibac, el cual es una espuma flexible de poliuretano con propiedades antibacteriales y antifúngicas utilizado actualmente en los campos de la salud, calzado y automotriz, entre otros.

Entre los productos derivados del cuero está la piel de pescado curtida al cromo, producto que hasta ahora es desperdiciado o subutilizado y que representa hasta cinco por ciento del peso del animal. Sus usos más comunes son en la marroquinería y en la elaboración de accesorios.

Otro de los grupos presentes en la materioteca son los materiales reciclados, dentro de los que se encuentran Ciat hule-NWT, desarrollo tecnológico relacionado con el mejoramiento de un proceso y elaboración de hule con el reciclado del polvo de llanta; Epsa, placas de yeso aligerado con fibra de agave, apto para aplicaciones en la construcción; y Beblock, material de empaque genérico hecho de fibras celulósicas recuperadas para embalaje.

Tecnopia-liquit-recuadro3-52
Violeta Rodríguez Berdeja./Agencia Conacyt

Se unen a este grupo Ecolam, aglomerado de polialuminio de residuos de empaques o embalajes de alimentos, cosméticos y pomadas, con apariencia marmoleada con tonos grises, rojos y azules como protagonistas y utilizado en la industria de la construcción; así como Recitex, aglomerado de restantes de mezclilla aplicado en la actualidad para la fabricación de perchas o ganchos, con campo potencial en la industria de la moda para la creación de accesorios, entre otros.

Dentro de la categoría de materiales naturales está Biocel, material biodegradable desarrollado a partir de diversos hongos macromicetos, utilizado en la construcción y el embalaje.

En tanto, dentro del grupo de materiales híbridos está AvanWATER-paper 105, nanomaterial de dispersión coloidal con aplicaciones en la producción de papel y carbón con propiedades hidrófobas; Carbonano, nanomaterial que mejora propiedades mecánicas de plásticos; y Nanocoat FTC2, utilizado para recubrir vidrio y cerámica, manteniendo limpias estas superficies mediante la degradación de material orgánico.

También hay muestras de Sunvex IM50N, nanomaterial de dispersión acuosa de nanopartículas de óxido de titanio funcionalizadas; NanoNAP, un nanomaterial de dióxido de titanio recubierto con nanopartículas de plata, que confiere propiedades antimicrobianas cuando es aplicado a pinturas, cerámicas y plásticos; así como de Sunprep IMZ50 y Sunprep IMZ100, nanomateriales fabricados para su incorporación en protectores solares y materiales plásticos respectivamente, gracias a sus propiedades de alta resistencia a la radiación ultravioleta.

Vínculo entre diseñadores y empresarios

Cada material exhibido cuenta con una etiqueta que especifica el nombre del material, una breve descripción, el fabricante y el código. Los materiales que se vayan adicionando al Centro de Materiales Mind también encontrarán un lugar en los centros asociados de Materfad, localizados en Barcelona, España; Valparaíso, Chile; Medellín, Colombia, y Aguascalientes, México, así como Guadalajara, Jalisco, México.

El catálogo en línea incluye más de cuatro mil materiales, así como información ampliada sobre los mismos. Estos están disponibles en la página mind.materfad.com.

“Lo que tenemos aquí es una extensión del proyecto Materfad, originado en Barcelona. Se vio la necesidad de traer ese proyecto para dar difusión y dar conexión entre el empresario y diseñador que quiere conocer nuevos materiales innovadores pero que estén concentrados en un lugar”, señaló Rodríguez Berdeja.

Primer año de actividades

A un año de su creación, el Centro de Materiales Mind ha recibido más de mil 400 visitas, entre estudiantes, industriales y diseñadores. De cara al segundo año de actividades, se buscará aumentar el aflujo de visitantes y al menos duplicar la cantidad de materiales mexicanos en exhibición, según compartió la directora Sara Maroto Pérez.

 Sara Maroto Pérez./ Agencia Conacyt
Sara Maroto Pérez./ Agencia Conacyt

“Podemos decir que este es el único Centro de Materiales innovadores internacionales con aplicación a la industria, cien por ciento industrial. Nuestra biblioteca va a ir creciendo en la medida en que los propios industriales sean conscientes de que deben hacerse cambios en innovación”, acotó.

Asimismo, señaló que se planea organizar para noviembre de este año el segundo encuentro de centros de materiales nacionales, actividad que durante su primera edición, en 2015, fue bien recibida y resultó en acercamiento y alianzas entre 10 centros en México y España.

Además de la consulta de materiales, en este mismo espacio se ofrecen otros servicios, entre estos, prototipado en impresión en tercera dimensión (3D), fotografía de productos en cabina 360 grados y programas de modelado en 3D.

También hay asesorías gratuitas, ya sea para elegir un material para algún proyecto en específico, para desarrollar un material innovador o para incorporar uno ya existente al Centro de Materiales.

“Podemos ayudar a la persona que ya tenga un material innovador a buscar una agenda de contactos para difundir el material y poderlo comercializar o conectarlo con centros de investigación. Está también el área de consulta, para que puedan venir aquí, trabajarlo, tocarlo e inspirarse los diseñadores o arquitectos en nuevos productos y aplicaciones”, señaló la directora general.

Ubicado en el sexto piso del edificio Mind México Innovación y Diseño, la entrada al Centro de Materiales es gratuita de lunes a viernes con horarios de 9:00 a 14:00 y 15:00 a 18:00 horas.


Fuente: Agencia CONACYT