Adquiere GE Unison Industries, y toma vuelo la industria saltillense

533
  • La adquisición de UNISION por parte de General Electric, es una excelente oportunidad para que México aparte de la Industria Automotriz, comience su viaje hacia la Industria de la Aviación.

Tecnopia-tumblr_inline_o6cnqb6qIG1t5rqin_540

En los años 70, la ciudad de Saltillo, una de las más frías de México, empezó a atraer calor humano gracias a la industria automotriz. Desde esa época, importantes empresas de producción de automóviles se instalaron en la ciudad, generaron empleo e inversión y la convirtieron en lo que hoy se conoce como la Detroit mexicana. Ahora, GE se propone darle vuelo a la industria saltillense con la expansión de otro negocio: la aviación.

Desde 2002, GE adquirió Unison, uno de los principales proveedores de arneses y sistemas de ignición para motores de avión con plantas de producción en Jacksonville, Florida y Nueva York, en Estados Unidos; Dzierzoniow, Polonia; y Saltillo, la capital del estado norteño de Coahuila, México.

Con una inversión de más de 2 millones de dólares, GE ha decidido expandir de manera significativa la planta de Saltillo. De una superficie de 6 mil 500 metros cuadrados ha pasado a 9 mil 700 metros cuadrados en una nueva planta localizada en el Parque Industrial La Angostura, al sur de Saltillo, y en un futuro, planean que se conviertan en 16 mil metros cuadrados.

Tecnopia-tumblr_inline_o6cnttyJkp1t5rqin_540

“Esto nos permitió ampliar nuestra área de producción en un 30%, hacer una redistribución de nuestro formato de trabajo: en vez de tener oficinas que nos limitaran, pudimos incluirlas en nuestra línea de producción y acercarnos más a la gente, y también pudimos aumentar y mejorar las comodidades para nuestros empleados como el comedor y los espacios al aire libre”, explica Jessica Ortiz, EHR manager de Unison.

Además, esta ampliación les permitió enfocarse en la digitalización y automatización de sus procesos, lo que ha hecho más eficiente la producción y menos vulnerable a interrupciones por fallas.

La principal razón para esta expansión es el poder proveer los arneses que serán utilizados en el nuevo motor llamado LEAP, la cual tiene una arquitectura de alta eficiencia que minimiza el uso del combustible con un diseño confiable garantizando un mantenimiento de bajo costo. Al término del 2015, se aseguraron órdenes por más de 9,500 motores.

Los arneses que requiere la turbina son producidos en la planta de Unison, en Saltillo. De manera que con el aumento de la demanda, incrementó también la necesidad de crecer en espacio y trabajadores para su producción.

“Nuestra proyección es que idealmente para finales 2016 se incremente nuestra plantilla de trabajadores en un 30% al menos”, dice Ortiz.

“En México, contamos con los recursos, tanto industriales como humanos, que nos permitirán posicionarnos como uno de los principales países manufactureros de arneses, además de contribuir con la generación de empleos tanto local como nacional”, señaló Raúl Gallegos, Presidente y CEO de GE para México.

Desde el primero de enero de este año, todas las líneas de producción de la nueva planta de Unison en Saltillo empezaron a funcionar. El crecimiento es indudable: con más gente, más visibilidad, más inversión y más trabajadores, Unison planea satisfacer la demanda tanto de GE como de otros competidores que requieren ese tipo de arneses, pero sobre todo, apuntalar la industria de la aviación en México y el talento nacional hacia nuevos cielos.


Fuente: http://www.gereportslatinoamerica.com/